Claves para teletrabajar con éxito

9 claves para teletrabajar con éxito
  • 4 minutos.

Palabras clave:

Teletrabajo, rendimiento, consejos
¿Tienes la suerte (o la desgracia) de tener que trabajar desde casa? En esta entrada voy a darte 9 consejos para conseguir teletrabajar con éxito.

Teletrabajar es un auténtico sueño para muchas personas y es cierto que tiene muchas ventajas. Aun así la rutina del trabajo sin un emplazamiento fijo puede ser compleja, y más aún si vas a trabajar en tu vivienda habitual.

9 hábitos para teletrabajar con éxito


Hay una serie de premisas que pueden ayudarte en tu rutina diaria. Ten en cuenta que es habitual caer en malas prácticas a la hora de teletrabajar y ya hay gente con mucha experiencia.

Te recomiendo que leas atentamente los 9 consejos que mejorarán tu relación con el teletrabajo.

1. Encuentra tu espacio de trabajo


A la hora de trabajar en casa puede parecer que una de las ventajas es no estar obligado a trabajar en un sitio fijo. Un rato en una habitación, luego sigo en la terraza porque hace buen día, puede que el sofá sea un buen lugar para otro ratito y, por qué no, termino la jornada en el comedor.

Si no emplazas las rutinas laborales en un lugar concreto de la vivienda tu predisposición a trabajar no será la misma y te costará mucho más desconectar una vez termines tu jornada. Lo idóneo es tener un lugar de trabajo que sólo utilices para ese cometido.
Descubrirás que la conexión y desconexión con el trabajo será mucho más efectiva.

2. Cámbiate de ropa aunque no te vaya a ver nadie


Es muy recomendable seguir una rutina de aseo y vestimenta como si fueses a salir a trabajar. Quizá puedas rebajar la seriedad de tu atuendo, pero es bueno olvidarse de trabajar en pijama.

Al final, la idea de marcar una diferencia entre trabajo y otras actividades es un acierto absoluto. Muchos caemos en la práctica de trabajar en pijama, pero al final la mayoría se da cuenta de que es un error que diluye la frontera entre trabajo y descanso u ocio.

3. Adecúa tu espacio de trabajo


Si vas a pasar muchas horas en la misma posición trata de asegurarte de que tu silla es cómoda y ergonómica. Además, intenta situar la pantalla del ordenador, si vas a usarlo, a la altura de tu cabeza, de forma que no tengas que inclinarla y sufrir consecuencias en tu cuello y espalda.

En definitiva, sigue todas esas recomendaciones que cualquier curso de prevención de riesgos laborales indica fehacientemente.

4. Establece horarios


Es cierto que hay personas que se desenvuelven bien en el caos organizativo, pero por lo general te recomiendo establecer horarios lo menos flexibles que puedas sostener. Trata de comenzar tu jornada a una hora concreta y que tus pausas y paradas siempre sean a las mismas horas. El hábito hará que tu jornada sea mucho más productiva y, de nuevo, volverá a marcar una diferencia más tangible entre trabajo y otras actividades en la vivienda.

Hay gente que recomienda empezar a trabajar temprano, pero eso depende de tus horas de máxima productividad, otros prefieren empezar el día con algo de deporte y trabajar después o bien tienen un ritmo más nocturno y rinden más a últimas horas del día.

Una vez termine tu jornada planificada, intenta cerrar la puerta de tu lugar de trabajo (preferiblemente contigo fuera de ese espacio) y cambiar de actividad, no permitas que la inmediatez del medio digital rompa continuamente tus momentos de descanso u ocio. Intenta no tener tu correo electrónico de trabajo en tu dispositivo móvil y, si es posible, tener un número de teléfono para el trabajo y apágalo al terminar tu jornada.

Créeme, la disponibilidad no va de la mano del éxito laboral, pero si acostumbras a tu clientela o compañeros y compañeras de trabajo a estar siempre disponible será difícil dar un paso atrás.
Organiza tu escritorio para teletrabajar

5. Organiza tus plazos y tareas


Igual que es una buena práctica planificar un horario de trabajo, sería bueno emplear tiempo en establecer plazos para las tareas que hay que hacer y organizar la jornada laboral.

Es tremendamente reconfortante ver cómo baja la cantidad de trabajo por hacer y cómo se cumplen etapas, aumentará mucho tu productividad y motivación gracias a la sensación de ir cumpliendo plazos y sacar adelante trabajo.

6. Evita distracciones


Tu lugar de trabajo debería estar lo más carente de distracciones que sea posible. Intenta limpiarlo de todo aquello que pueda hacerte perder el foco.

Las redes sociales, por ejemplo, son una gran fuente de distracciones. Si tienes el hábito de tener tu smartphone cerca y un par de pestañas del navegador abiertas con Facebook e Instagram deberías plantearte dejar esa práctica.

Al final tu trabajo será muy poco productivo y además tu cerebro sufrirá un gran desgaste por el continuo cambio de actividad, lo cual hará que la sensación de fatiga al término de tu jornada sea considerable..

Intenta dejar lejos del lugar de trabajo tu móvil personal, y si el móvil personal y de trabajo es el mismo te recomiendo instalar alguna aplicación que te permita tener perfiles con acceso a unas aplicaciones u otras en función de lo que le indiques.

Limitar tu acceso a aplicaciones será útil a la hora de trabajar y también te permitirá disfrutar más de tu tiempo lejos del trabajo, pues podrás bloquear toda aplicación relacionada con el mismo.

7. Toma descansos verdaderos


Toma descansos cada cierto tiempo, no tienen que ser largos, pero sí puedes levantarte, estirar un poco, ir a beber agua… Intenta evitar descansos de trabajo enfocados a poner lavadoras, recoger la cocina o cosas así.

Si descansas para tomar un café levántate, sal de la zona de trabajo y tómatelo tranquilamente mirando por la ventana u ojeando algún libro o revista. No te tomes el café delante del ordenador, pensar que hay mucho trabajo y no descansar hará que saques menos trabajo adelante.

8. Mantén el contacto con compañeros y compañeras


Si trabajas con otras personas, trata de mantener el contacto. Quizá puedas programar periódicamente algunas videollamadas o momentos de comunicación. Intenta estar al día de su desempeño y tratad de comunicaros.

Créeme, la sensación de soledad puede ser difícil de gestionar.

9. Usa modos oscuros


Seguramente teletrabajando vas a estar mucho tiempo delante del ordenador y el teléfono móvil. Aún para aquellas personas que ya trabajaban con ordenador muchas de las comunicaciones físicas pasarán a ser a través de una pantalla.

La luz blanca artificial es muy incómoda para la vista y produce fatiga. Te recomiendo encarecidamente que trates de configurar la mayor cantidad posible de aplicaciones y herramientas con modos oscuros. Tendrás menos desgaste ocular y desarrollarás menos fatiga.

Actualmente puedes poner el modo oscuro en Whatsapp, Telegram, Gmail, muchos navegadores… Y la lista va a ir creciendo. Además, trata de tener fondos de pantalla lo más oscuros que sea posible (los míos son negros).

Solo son recomendaciones


Si hay algo que tengo claro es que no hay fórmulas mágicas. Cada persona tiene una forma única de funcionar y ser eficiente, aunque es verdad que solemos compartir esquemas básicos muy similares.

Ojalá alguna de las recomendaciones sea útil. Yo intento aplicarme la mayoría de ellas cuando tengo que teletrabajar (principalmente en verano), aunque también tengo mis imprescindibles, como trabajar con música ambiental o tener al lado a Peach, mi simpática chihuahua.

Te recomiendo leer esta entrada en la que te hablo de algunas aplicaciones que mejorarán tu productividad. ¡Seguro que te ayuda!

También puedes leer esta otra entrada en la cual te hablo de por qué desactivar las notificaciones de tu teléfono móvil, práctica totalmente recomendable.
¿Te ha resultado interesante? Compártelo en tus redes para que se entere todo el mundo!
Share on twitter
Share on linkedin