• 8 minutos.

Palabras clave:

Programación, infancia, adolescencia, pensamiento abstracto, Python
Deberías saber programar, da igual la edad que tengas. Y si tienes hijos o hijas, también deberían aprender ipso facto.

El párrafo anterior es casi un dogma hoy en día y, sinceramente, creo que es importante entender algunas cosas antes de lanzarse a la búsqueda de algún curso de programación para ti, tu descendencia o incluso tu alumnado.

¿Por qué hay que aprender a programar?


En primer lugar, hay que analizar por qué existe esa imperiosa necesidad de que todo el mundo aprenda a programar. Hay un déficit de mano de obra técnica y las empresas necesitan cubrir esos puestos, por lo que ciertos perfiles les salen muy caros o directamente ní encuentran cómo cubrirlos.

Fruto de ello muchas empresas están destinando energías y recursos a crear programas que inciten a la sociedad a aprender programación, lo cual a medio plazo hará que haya más perfiles con conocimientos de programación y la inversión media que una empresa deba asumir por los mismos será menor. Es muy lógico que hagan esa apuesta.

Ojo, eso no quita que yo considere que aprender a programar sea una buenísima decisión, pero creo que estamos perdiendo un poco el norte. Si se realiza una búsqueda sobre la mejor edad para aprender a programar muchas de las entradas corresponden a empresas de formación en materias tecnológicas que indican que cualquiera puede aprender a programar a cualquier edad.

Edad idónea para aprender a programar


Sí, se puede aprender a programar a casi cualquier edad, pero también hay edades idóneas. Por ejemplo, el cerebro empieza a estar preparado para un pensamiento abstracto a partir de los 11 años, aunque depende mucho del niño o niña. Esto hace que antes de esa edad se pueden aprender ciertas instrucciones sencillas, pero el cerebro no está preparado para la mayoría de las instrucciones habituales de programación, por muy bonita y atractiva que hagamos la herramienta.

De hecho, mi experiencia enseñando a programar me ha marcado a fuego un principio: si lo que se busca es aprender a programar eficientemente lo mejor es empezar a partir de los 15 años. El aprendizaje será mucho más rápido y es más difícil que surjan bloqueos o pérdidas de interés fruto de la dificultad.

La programación como medio y no como objetivo


Otra cosa muy diferente es que se quiera utilizar la programación como un medio para aprender otras cosas (programación como herramienta de aprendizaje). Ejemplos de lo anterior serían una relación más creativa con la tecnología o un medio motivador para aprender otros conocimientos. En ese caso se pueden introducir ciertos programas y herramientas a edades más tempranas y seguramente se obtengan resultados satisfactorios.

Un lenguaje de programación no es un lenguaje


Es importante no confundir el aprendizaje de un lenguaje de programación con el aprendizaje de un lenguaje humano. La programación, aunque pueda sonar a lenguaje, tiene más que ver con las matemáticas. Está demostrado que es idóneo aprender idiomas desde el momento del nacimiento, pero no pasa lo mismo con la programación.

En el caso del aprendizaje de idiomas la ventaja de aprender de muy pequeños es que nuestro cerebro aún no ha discriminado muchos de los sonidos que no posee nuestra lengua materna. Dichos sonidos son cada vez más difíciles de identificar según se va creciendo, de manera que si el cerebro los escucha a una edad muy temprana los asimilará y no los discriminará.

En el aprendizaje de programación, en cambio, el cerebro debe desarrollar un pensamiento más abstracto, basado en descomponer problemas y acometerlos por etapas, lo que se conoce como pensamiento computacional.

Se ponga como se ponga la sociedad, un niño o una niña de 6 años no puede hacer esta tarea de forma eficiente, es una cuestión biológica, podrá hacer algo que se parece de una forma muy rudimentaria, pero la edad idónea para empezar a hacer esas tareas es habitualmente a partir de los 11 años.

Por ello recomendaría no obsesionarse, la programación puede ser un divertido juego para aprender muchas otras cosas, pero no recomiendo poner como fin en sí mismo el aprendizaje de programación en niños y niñas de corta edad, no tiene sentido.

Aprender primero habilidades necesarias para programar


Quizá en primer lugar se pueden aprender habilidades muy necesarias para facilitar el aprendizaje de programación posteriormente: aprender a aprender, pensamiento crítico, pensamiento estratégico (con juegos de mesa, por ejemplo), orientación espacial, interpretación de instrucciones (algoritmos) con juegos de construcción o similar…

Es importante entender que no estoy diciendo que se deba empezar a programar a los 15 años, pero sí que es cierto que empezar en el momento adecuado (diferente para cada niño o niña) es mucha más garantía de éxito en el proceso de aprendizaje que empezar antes.

Y recuerda, programar como habilidad única… no


Como ya comenté en una anterior entrada del blog, aprender a programar como habilidad única para enfrentarte a los desafíos de la cuarta revolución industrial no es una opción. Programar es una habilidad muy útil, pero se debe complementar con otras habilidades.

Hoy en día está en auge el concepto de perfiles híbridos, personas que dominan o tienen conocimientos y habilidades de dos o más campos diferentes. Una combinación perfecta puede ser programación y lingüística o programación y filosofía. También es una muy buena combinación la de programación y algún área artística como modelado, pintura o dibujo.

Tengo muy claro que en el futuro (si no está ocurriendo ya) los programadores serán peones, como los peones en la construcción. Esto no quiere decir que no haya gente que disfrute de ese puesto, pero no os dejéis deslumbrar con cantos de sirena, programar es una muy buena habilidad, pero por sí sola va a tener poco valor… Más importante que saber programar es saber qué programar.

Ah, y si habéis decidido aprender a programar, os dejo un enlace a un curso de Python que liberé hace tiempo, podréis aprender a programar desde cero, pero está pensado para ser usado, como bien he argumentado, a partir de 15 años.
¿Te ha resultado interesante? Compártelo en tus redes para que se entere todo el mundo!
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

avatar
  Subscribe  
Notify of

Newsletter Serhumanodigital

Suscríbete y te regalo "La guía sobre el buen uso del Smartphone"